Un bombero de Los Ángeles fue acusado por las autoridades luego de limpiarse el trasero con una carta que recibió por incumplir un mandato de vacunación COVID.

Tras recibir la carta, el hombre se bajó los pantalones y se limpió con ella, dejando un rastro visible de materia fecal en el documento, mismo que tiró al suelo, de acuerdo con los Stentorianos de LA, un grupo que representa a los bomberos afroamericanos.

Y es que podrás recordar que el mandato de la ciudad requiere que todos sus empleados sean vacunados.

A través de una entrevista con Los Angeles Times, la portavoz del Departamento de Bomberos de Los Ángeles (LAFD), Cheryl Getuiza, dijo que el incidente ocurrió el 18 de noviembre y que tomaron medidas inmediatas tras enterarse de este.

El percance tuvo lugar en la Estación de Bomberos 69, en Pacific Palisades.

De acuerdo con Getuiza, el bombero acusado de limpiarse el trasero con una carta tras incumplir el mandato de vacuna COVID está bajo licencia administrativa pagada, aunque no se dieron detalles de por qué está bajo licencia.

Los empleados de gobierno de Los Ángeles no vacunados deben solicitar una exención, vacunarse o enfrentar el despido.

Los trabajadores que no se han vacunado o buscan exenciones deben firmar avisos en los que les piden presentar una prueba de vacunación antes del 18 de diciembre y quienes se nieguen a firmar los avisos son retirados y se les retiene el pago mientras reciben otro aviso de "separación propuesta", documenta Los Angeles Times.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario