Más de 140,000 conductores de Amazon están recibiendo 60 millones de dólares en propinas que fueron retenidas ilegalmente por la empresa entre 2016 y 2019, informó el martes la Comisión Federal de Comercio.

La Comisión Federal de Comercio demandó a Amazon Logistics, argumentando que la empresa no pagó las propinas que los conductores habían ganado en su programa Amazon Flex.

Durante dos años y medios, la compañía retuvo las propinas de los choferes de Amazon Flex, que entregan productos y comestibles pedidos a través de programas como Prime Now y Amazon Fresh. Amazon Logistics detuvo la práctica ilegal tras enterarse de la investigación en 2019.

En febrero Amazon acordó resolver el caso y entregar todo el dinero que retuvo, dijo la FTC.

Amazon aseguró que enviará 139, 507 cheques y 1,621 pagos de PayPal a los conductores de Amazon Flex. Los conductores a quienes Amazon les retuvo más de 5 dólares recibirán el monto total de las propinas retenidas. La cantidad más alta para un solo chofer de Amazon Flex es de más de $28,000, mientras que la cantidad promedio es de $422, aseguró la FTC.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario