Una adolescente de 15 años es considerada una heroína en su comunidad por salvarle la vida a una mujer que se estaba atragantando en el drive-thru de un McDonald's en Eden Prairie, Minnesota.

Sydney Raley, trabajadora del restaurante, aseguró que para ayudar a la mujer puso en práctica sus conocimientos en primeros auxilios adquiridos a los 11 años en un curso de las Cruz Roja.

“Noté que estaba tosiendo profusamente, y su hija tenía esa expresión en su rostro como de puro terror”, recordó Raley.

“Me di cuenta, '¡Oh, mierda, se está ahogando!' Solo al ver esa reacción visceral, supe que teníamos que actuar rápido”, agregó.

La valiente joven no lo pensó dos veces y saltó por la ventanilla para ayudar a la mujer. Mientras ayudaba a la madre, pidió a la hija que llamara al 911.

"Empecé a hacer el maever de Heimlich, pero no soy muy fuerte, así que no funcionó el primer par de veces", aseguró Raley.

Fue entonces que un sujeto que estaba en la fila se acercó para ayudar a Sydney.

“Podría haber terminado mucho peor, pero estoy muy agradecida por ese espectador que ayudó, porque soy decente en primeros auxilios, pero si no hubiera sido por él y nuestros esfuerzos juntos, podría haber terminado peor”, dijo Raley a WBIR.

En forma de reconocimiento, los dos oficiales que atendieron el llamado le dieron $50 cada uno a Riley por sus valientes acciones.

“Nuestro fondo contra el crimen le dio a cada oficial cincuenta dólares para que los entregaran donde sintiéramos la necesidad, [incluso] si alguien hizo un trabajo sobresaliente, más allá”, explicó el sargento de la policía Scott Mittelstadt.

"(Raley) se merece ese dinero", aseveró.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario