Los excesos de la delincuencia a veces llegan a puntos absurdos. Un ejemplo es el caso de una familia en Colombia que fue asaltada y los ladrones encañonaron a su hija  de 7 años para robarle a su perrita.

El inhumano asalto ocurrió en la localidad de Puente Aranda, en Bogotá.

“Fueron momentos angustiantes, pueden haber sido segundos, pero mejor dicho fue como una eternidad para mí”, contó Diego Piza Pinilla, padre de la menor.

“Logramos entrar al garaje de la casa cuando dos hombres nos interceptan, con pistolas nos amedrentan y pues proceden al robo del vehículo”, agregó.

Pinilla aseguró que en ningún momento se opusieron al asalto.

“Lo que procedo es a apagar el vehículo y a poner mis manos para que sepan que yo no voy a oponer resistencia alguna, ahí me bajo y lo que le pido es que, por favor, me deje sacar a mi hija que se encuentra atrás de la camioneta”, dijo.

Sin embargo, a los ladrones no les importo la cooperación de la familia y procedieron de manera violenta.

“Esta persona abre la puerta donde se encuentra la niña, la agarra y la empieza a halar y le pone la pistola yo no sé si se habrá dado cuenta de que tenía el cinturón, pero la halaba para poderla sacar”, detalló.

Ante la agresividad de los asaltantes, la perrita de la niña intentó defenderla, pero fue golpeada por los ladrones.

“La perrita intenta proteger a la niña pues lo que me cuenta la niña es que el tipo golpea a la perra y logra sacarla con todo y cinturón lastimándola, obviamente, la quemó con él cinturón y ahí lo que yo le pido es que me deje quitarle el cinturón a la niña”, relató Pinilla.

Los ladrones huyeron en el vehículo y la perrita en su interior a pesar de que la madre pidió a gritos que no se la llevaran.

La pequeña está recibiendo contención psicológica en su escuela debido a lo traumático que fue el robo para ella.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario