Una trágica historia conmocionó a la localidad de Pedro Juan Caballero en Paraguay, donde una mujer encontró muerto a su hijo de dos años y desaparecido otro de 14 cuando regresó del trabajo.

El pasado miércoles alrededor de las 5:00 p.m., la mujer llegó a su domicilio, donde encontró a su hijo menor acostado en la cama y cubierto con una sábana. Su otro hijo, que estaba a cargo del pequeño, no estaba en el inmueble.

En el baño de la casa había una escalofriante carta redactada en un cuaderno colegial: “Lo siento, su hijo vio algo que no debía ver. Tenemos al otro hijo mayor”.

Después de entrar en crisis, la mujer llevó el cuerpo de su hijo al Hospital Regional de Pedro Juan Caballero, pero el menor llevaba varias horas muerto, según los médicos forenses.

En un principio, la hipótesis de la policía era que delincuentes ingresaron al domicilio, asesinaron al menor y secuestraron al adolescente. Sin embargo, esa versión quedó completamente descartada cuando la policía revisó las grabaciones de las cámaras de seguridad de las inmediaciones. Los videos mostraron que nadie entró a la casa y que el adolescente salió solo del domicilio.

La dueña de la casa reforzó las imágenes halladas en los videos de seguridad luego de declarar a la policía que “a eso de las 12:00 p.m. vio a ambos hermanitos jugando en el patio, luego volvieron a ingresar en la pieza, y que a eso de las 3:30 p.m. vio al hermano mayor dirigirse hacia la calle”, dijo el comisario Hugo Díaz a medios locales.

“Presumimos que fue el menor quien escribió la carta”, declararon los investigadores, que descubrieron que el adolescente rentó una bicicleta para escapar.

Al día siguiente, el adolescente fue encontrado a bordo de la bicicleta que había prometido devolver la tarde del día anterior.

La fiscal del caso, Reinalda Palacios, ordenó incautar los cuadernos del adolescente para someterlos a una investigación y determinar si la carta fue realizada de su puño y letra. Además, el menor recibirá contención psicológica.

El adolescente de 14 años es el principal sospechoso en la investigación. Hasta el momento se desconoce si la muerte fue un homicidio o un accidente.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario