roy-cooper-detiene-la-orden-ejecutiva-que-protege-a-los-trabajadores-agricolas
La oficina del gobernador Roy Cooper dijo que no podían seguir adelante con la orden ejecutiva, alegando un retroceso de los funcionarios estatales.

Después de anunciar un compromiso público de emitir una orden ejecutiva con protecciones laborales para los trabajadores agrícolas, la oficina del gobernador Roy Cooper dijo que no podían seguir adelante, alegando un retroceso de los funcionarios estatales.

A medida que la pandemia de coronavirus golpeó a la fuerza laboral agrícola de inmigrantes en gran parte latinos en los campos y plantas de procesamiento de carne de Carolina del Norte, las organizaciones plantearon preocupaciones durante meses e instaron al estado a responder.

"Se nos dice que el gobernador rescindió su compromiso, basado en gran medida en la reincidencia del Departamento de Trabajo y Agricultura, que ha afirmado que no está interesado en hacer cumplir este tipo de regulaciones de seguridad", dijo la Red de Defensa de Trabajadores Agrícolas de Carolina del Norte (NCFAM) en un comunicado de prensa.

"...El Departamento de Salud y Servicios Humanos dijo que tal orden impediría el progreso logrado entre las agencias y las empresas para asegurar la cooperación".

La orden ejecutiva

Las disposiciones de la orden redactada hacen más estrictas las medidas de distanciamiento social en el lugar de trabajo, el aumento del saneamiento, la detección proactiva del COVID-19 y el mejor acceso a las pruebas para los trabajadores.

El estado no ha ordenado pruebas generalizadas en las plantas y granjas. En cambio, sus empleadores han probado a los trabajadores de la empacadores de carne después de haber tenido brotes de COVID-19 en sus plantas, y los trabajadores agrícolas han tenido que depender de clínicas locales para coordinar las pruebas sólo después de que se hayan notificado brotes o síntomas.

Los brotes en las plantas empacadoras de carne y los complejos de viviendas de trabajadores agrícolas aparecieron en todo el estado desde que comenzó la pandemia.

Después de un brote en una granja de árboles de Navidad de más de 112 trabajadores agrícolas el 18 de agosto, el comisionado de agricultura del estado, Steve Troxler, emitió una carta en la que afirmaba que, "todos los trabajadores agrícolas, incluidos, entre otros, los trabajadores agrícolas de árboles de Navidad, son trabajadores críticos de la infraestructura", según las directrices federales del Departamento de Trabajo y de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC).

Oposición de funcionarios estatales

El Departamento de Agricultura y Servicios al Consumidor (NCDACS), dijo que cree que la orden se emitirá demasiado tarde cuando la situación ya se está manejando, según el News & Observer.

"Emitir la Propuesta de Orden Ejecutiva en este momento parece ignorar los progresos que se han hecho y las líneas de comunicación que se han abierto", dijo Troxler.

"NCDACS no ve la lógica ni la necesidad de esta Orden Ejecutiva propuesta. La Orden Ejecutiva propuesta busca dar una solución a un problema que ya se está resolviendo. Si esta Orden Ejecutiva se hubiera propuesto hace dos meses, puede haber sido pertinente."

El Congreso de la Organización Latina de Carolina del Norte (NCCLO) se ha puesto en contacto con la oficina del gobernador para mayor claridad.

"Hemos llamado al gobernador para que se reúna de nuevo con la comunidad para que pueda cumplir su promesa o para explicar claramente por qué tomó esa decisión y cómo tiene la intención de ayudar a proteger a los trabajadores más vulnerables del estado", dijo Ivan Parra, director de NCCLO, al News & Observer.

Zila Sanchez

Es graduada de Ciencias del Periodismo y Comunicación Social (Multimedia) de la Universidad Estatal Agrícola y Técnica de Carolina del Norte. Es miembro del cuerpo de periodistas de Report for America...

Deja un comentario