Ante la insistencia de muchas personas de rechazar la vacuna anti COVID-19, el presidente de Filipinas Rodrigo Duterte, sugirió que se les aplique el fármaco "mientras duermen".

El país está buscando aumentar la aplicación de la vacuna, pero mucha gente rechaza aplicársela, por lo que el mandatario se ha mostrado molesto en más de una ocasión y ha promovido incluso castigos.

“Sé que muchas personas aún tienen dudas. Ahí está el problema, esas personas que no quieren vacunarse”, dijo en televisión nacional “Los encontraremos en sus barrios. Entremos en sus casas y vacunémosles mientras duermen para acabar con esto.

“Si no quieren (vacunarse), vayamos a su casa. Vacunémoslos por la noche”.

En Filipinas la taza de vacunación apenas es del 22%. (Foto: Adobe Stock)

Además pidió que se mantengan las medidas como el uso de mascarillas y que la gente se vacune, pues solo así se podrá superar la crisis sanitaria.

Actualmente en Filipinas se han confirmado 2 millones 674,814 casos y 39,660 muertes. Pero la taza de vacunación sigue siendo baja, pues se han administrado 46.4 millones de dosis y 24.6 millones han recibido el esquema completo, lo que representa apenas el 22.4% de la población.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario