Rocky era un perro de la raza Rottweiler muy querido en Wilson’s Creek que inexplicablemente fue asesinado a tiros.

Los agentes del condado de Caldwell, Carolina del Norte, arrestaron y acusaron a la persona sospechosa que creen que disparó y mató a la amorosa mascota.

El Rottweiler de 120 libras de peso, estaba recostado en el porche de la tienda Betsey’s Ole Country Store en Wilson’s Creek el domingo 28 de marzo. 

Todo pasaba con normalidad hasta que pronto, un video de vigilancia mostró a una camioneta conduciendo por la zona. 

Momentos después, se desató el horror, cuando desde el vehículo detonaron tres tiros hasta que la camioneta se alejó cobardemente.

"No se puede describir algo como esto. Es un acto horrendo", dijo la dueña de Rocky, Erica Penley, al Channel 9. 

"Lo peor que se le veía hacer era babear en tus pies con ganas de comer tu hotdog".

El dueño de la tienda, Bruce Gray, confirmó que el perro era inofensivo y que a menudo saludaba a los clientes cuando llegaban.

"Simplemente el perro más dulce, gentil y cariñoso que jamás haya existido", dijo.

El martes 30 de marzo, los agentes acusaron a Joshua Wayne Hawley de Morganton de 35 años de edad.

Lo señalaron de un cargo de delito grave de crueldad hacia los animales.

Ahora, la fianza de Hawley se fijó en 10,000 dólares.

Su primera aparición en el tribunal de distrito está programada para este miércoles 31 de marzo tras haber asesinado al animal.

Por increíble que parezca, el asesinato de Rocky se suma a diversos casos de violencia animal que aún imperan en Carolina del Norte.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Sujeto causa indignación por disparar a un burro: el dueño busca justicia

Indignante video exhibe maltrato de un policía a su perro durante entrenamiento

Perro callejero ‘robó’ tantas veces un peluche que al final se lo compraron

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario