Tremendo susto se llevó la encargada de la sanidad en la ciudad de Queensland, Australia, luego de que en plena conferencia sobre la COVID-19 apareció una araña gigante.

Yvette D'ath, fue interrumpida por una periodista tras avisarle que tenía una enorme araña en la pierna.

La funcionaria reaccionó muy bien, no perdió la compostura a pesar de la aterradora situación.

Con calma pidió si alguien podía ayudarla a quitarse de la pierna el enorme arácnido.

Y es que una araña huntsman, como la que se le subió, puede llegar a alcanzar los 15 centímetros.

'Esto demuestra cómo puedo mantener el control. No me gustan las huntsman, pero voy a continuar y voy a pretender que no tengo una huntsman en mí ahora mismo y dejar que alguien se encargue de ello', dijo D'ath.

La araña fue descrita entre grande y gigante por los reporteros que acudieron a la conferencia de prensa sobre la COVID-19.

Foto Especial

Afortunadamente la araña decidió bajarse de la pierna de la política australiana y ella dio muestras de alivio.

'Ella está deambulando. Guau, eso ha sido un momento, ¿verdad?', declaro antes de soltarse a reír.

Las huntsman o arañas de madera no tienen una mordedura que pongan en peligro las vidas humanas.

Sin embargo, su tamaño es enorme y eso provoca que sean aterradoras e impresionantes.

Lo que si tienen es un veneno paralizante que funciona en sus presas, generalmente otros insectos o salamandras.

Peludas, de color pardo y cazadoras nocturnas esta especie y sus familiares se pueden encontrar en Australia, Nueva Zelanda, Sudáfrica, el Sudeste de Asia, Europa y en partes del Norte y el Sur de América.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario