La SN9 se estrelló contra el suelo al momento del aterrizaje. (Foto: @elonmusk)

La nave espacial Starship SN9 de SpaceX explotó en una prueba de vuelo, justo cuando estaba a 10 kilómetros de altura.

La explosión hará que la Administración Federal de Aviación (FAA) esté checando cada vez más los lanzamientos de la compañía comandada por Elon Musk, pues según reportó la dependencia SpaceX ya violó los términos de su licencia de lanzamiento con el SN8, el cual también explotó en 2020.

Esta nave fue previamente sometida a pruebas de motor, revisión del sistema de enfriamiento; también se revisaron los protocolos para enfrentar posibles de incendios en los motores.

Después de despegar de forma exitosa, cuando la nave intentó regresar a la plataforma de aterrizaje, el cohete empezó a moverse hasta empezar a recostarse. El prototipo intentó encender los motores para recomponer la posición, pero uno de motores no encendió y cayó al suelo provocando una enorme explosión.

Este incidente retrasará los proyectos de la empresa, además el gobierno pondrá más énfasis en checar sus trabajos, pues en menos de un año ya llevan dos accidentes similares.

 

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 16 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek.

Deja un comentario