Una mujer se Golden, en Columbia Británica de Canadá, se salvó de lo que pudo ser una muerte "una en un millón", pues un meteorito cayó a centímetros de su cabeza mientras dormía.

Ruth Hamilton despertó de forma brusca cuando algo golpeó el techo de su vivienda y de pronto se vio con pedazos del mismo en su cara.

La mujer vio el agujero en el techo y estaba envuelta en polvo, junto a ella a unos centímetros encontró una roca negra del tamaño de su puño.

"Me levanté de golpe y encendí la luz, no podía entender qué demonios había pasado", comentó al medio local Castlegar News.

La mujer llamó al 911 y la policía confirmó que no era una piedra de las obras que se realizaban en una carretera cercana tras consultar con los responsables de la obra; se concluyó que había sido un meteorito lo que había atravesado el techo.

La mujer decidió quedarse con la roca, pero aseguró que no le interesa la astronomía, pues "Creo que es suficiente para toda la vida".

Los gastos de reparación no sabe si serán cubiertos por el seguro, porque evidentemente no hay una póliza para meteoritos.

Apolo Valdés

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario