Ottens era un apasionado de la tecnología y fue revolucionario en su época. (Foto: AP)

Lou Ottens, el ingeniero holandés que inventó el casete, falleció a los 94 años, informó Philips, empresa para la que trabajó en el desarrollo del disco compacto.

Ottens, ingeniero estructural por la Universidad Técnica de Delft, ingresó a Philips en 1952. Dirigió el departamento de desarrollo de la empresa y se especializó en una alternativa a las grabadoras existentes. Su intención fue crear cintas y reproductores portátiles fáciles de utilizar.

"Durante el desarrollo del casete, a principios de la década de 1960, hizo fabricar un bloque de madera que cabía exactamente en su bolsillo. Ésas debían ser las dimensiones del primer casete compacto, mucho más práctico que las grabadoras voluminosas de la época", dijo Olga Coolen, directora del Museo Philips de Eindhoven.

En 1962 salió a la venta el casete, que fue un éxito a nivel mundial con la venta de más de 100 mil millones de unidades vendidas. La gente alrededor del mundo ya podía grabar sus canciones favoritas de la radio y escucharlas en cualquier momento.

La popularidad del casete disminuyó con la creación del CD, proyecto en el que Lou Ottens también colaboró como supervisor.

El éxito del casete radicó en su sencillez. “Fue revolucionario porque era a prueba de fallas”, dijo Ottens en una entrevista publicada por el Museo Philips.

Su invento ayudó a que las personas pudieran escuchar a sus favoritas en cualquier lugar y momento. "Todos podían llevar la música en el bolsillo", dijo Ottens.

Existió el prototipo de madera del casete; sin embargo, nunca llegó al museo debido a que Lou lo utilizaba para alzar el gato hidráulico cuando tenía que cambiar una llanta pinchada y lo dejó olvidado en la vereda de un camino.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario