Arturo Zavala Hilerio quería darle una sorpresa a su madre, Laura Hilerio, quien vive en Estados Unidos desde 2001: él llegaría personalmente para darle un anhelado abrazo. Pero han pasado 7 años y la madre latina aún sigue esperando el abrazo de su hijo perdido.

Era abril de 2014 y Laura ya sabía que Arturo venía en camino desde México. El joven recorrió unos 1,500 kilómetros (932 millas) desde Chiapas a Reinosa, ciudad limítrofe con Texas. Desde allí, Arturo, de 20 años, le envió un mensaje de texto a su papá diciéndole que no vinieron a buscarlo las personas que lo tenían que recoger, sino otros desconocidos.

"Logramos comunicarnos con la señora que lo traía. Ella nos dijo que estaban intentando ya cruzarlo hacia este lado y nos dijo que llamáramos más tarde. Entonces, llamamos más tarde y ella nos seguía diciendo lo mismo. Pero ya Arturo nos había dicho que otras personas lo habían levantado, no ella",

expresó su madre en un video compartido por la usuaria de TikTok, @cocoyminie.

"No concordaba lo que decía Arturo con lo que decía la señora", narra Hilerio. Luego, la mujer les dijo que el joven estaba en una "casa de seguridad donde no podía usar el teléfono" y después no supieron más de ella.

Búsqueda

"El día 25 de abril de 2014. Ese fue el último día, la última llamada que tuve con mi hijo", cuenta Hilerio en @cocoyminie. Desde entonces, ha iniciado una incansable búsqueda a través de hospitales, redes sociales y ha pedido el apoyo de organizaciones no gubernamentales.

"He ido a diferentes consulados. He ido a instituciones de migración. He ido a algunas cárceles. He llamado y no hay ni una noticia de él",

cuenta Hilerio en un video de @cocoyminie en TikTok.

Peligrosa frontera

Hilerio ha acudido a agrupaciones como Águilas del Desierto para que la ayuden. Esta organización dice en su sitio web que se dedica a "buscar y rescatar a personas perdidas, heridas o fallecidas" en el tramo fronterizo.

En un folleto de prevención para migrantes, Águilas del Desierto recomienda no viajar solo a través de la frontera. "Viaja acompañado con alguien de confianza. No confíes en personas extrañas", reseña el documento.

Otras organizaciones como Humane Borders ofrecen guías sobre qué hacer si un conocido ha desaparecido en la frontera.

Las historias de personas perdidas o dejadas atrás por los grupos de migrantes se repiten una y otra vez. En abril de 2021, se hizo conocido el caso de un niño abandonado por las personas con las que viajaba.

Según el tío del niño, Misael Obregón, el menor de edad y su madre habían sido secuestrados por contrabandistas, quienes exigieron $10 mil por la liberación de ambos.

Hilerio también cree que su hijo fue secuestrado en 2014. "A veces pienso que lo secuestraron", dice Hilerio, interrumpida por la respiración ahogada de las lágrimas.

"En mi corazón de madre jamás cabe eso de que mi hijo esté muerto, porque yo sé que en algún lugar está, pero él no está muerto", expresa en un video de @cocoyminie. "Y así me pase toda la vida, lo voy a seguir buscando. Ese es mi deber de madre".

Laura mantiene su campaña de búsqueda abierta en Facebook, Twitter y TikTok.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter.

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario