Un hombre latino tenía todo planeado para cometer un roboa una casa, sin embargo olvidó un pequeño detalle, pues dejó su teléfono celular en la escena y esa fue la pista esencial para arrestarlo tras su crimen, en Carolina del Norte.

Se trata de José Daniel Martínez Ortiz, de 40 años y residente de Durham, quien fue acusado de dos cargos de ataque a una mujer, además de secuestro en primer grado, ataque con arma mortal y allanamiento de morada.

Una mujer llamó a las autoridades luego de que, según narró, el hombre de 40 años la atacó en su casa en Longwood Drive, Chapel Hill, donde la golpeó.

De acuerdo con los policías, la mujer, cuya identidad no fue revelada, resistió al ataque y huyó de la casa para ir a una propiedad de sus vecinos, desde donde pidió ayuda para llamar al 911.

Por otra parte, el alguacil del condado de Orange, Charles Blackwood, dijo que fue una sola persona quien invadió la casa y que entró con un arma.

Aunque José logró su cometido, durante la pelea con la mujer a la que atacó en su casa, dejó caer su celular y lo olvidó en la escena, lo que fue crucial para poder rastrear y arrestar al latino de Durham.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario