Alfonso Orozco Juárez descargó una aplicación de citas y ahí encontró a su víctima perfecta. Era septiembre de 2019 cuando logró seducir a una joven de 19 años, a quien convirtió en su esclava sexual para luego venderla por 5,000 dólares en internet.

Más de un año después de perpetuar el presunto crimen, la Fiscalía de los Estados Unidos detuvo al sujeto en el condado de Spartanburg, Carolina del Sur, uno de los dos sospechosos acusados ​​de tráfico de personas.

Orozco Juárez, de 35 años, es acusado de haber secuestrado y vendido a la adolescente, mientras que Robert Hubert, de 66 años habría sido el comprador.

Detenidos en sus casas

Juárez fue arrestado en su casa en Dallas, Texas e hizo su primera comparecencia en la corte de Dallas el miércoles. Hubert fue arrestado en su domicilio en Roebuck, Carolina del Sur, e hizo su primera comparecencia en la corte en Greenville, según la fiscal federal.

“La víctima sufrió horribles abusos a manos de estos acusados. Es impensable y, francamente, difícil enterarse que este tipo de cosas están sucediendo en nuestro Distrito", dijo la fiscal federal Erin Nealy Cox en un comunicado de prensa.

De una aplicación de citas a venderla en la web

Según una denuncia penal, Juárez conoció a la víctima a través de una aplicación de citas en septiembre de 2019. Pactaron un encuentro y dentro de la habitación de un motel de Dallas, Juárez la golpeó con una pistola, causándole moretones en las manos y la mandíbula.

Después de prostituir a la víctima, Juárez la anunció como "esclava" en un sitio web y —según los informes de la Fiscalía— se ofreció a venderla al mejor postor.

Fue entonces cuando los investigadores dijeron que Hubert, usando el sobrenombre de ‘El Señor Más Oscuro’, se ofreció a comprarla por 5,000 dólares.

Agresores de víctima de 19 años en Carolina del Sur
Los presuntos culpables (Foto: Fiscalía Federal)

5,000 dólares en una gasolinera

Los dos hombres intercambiaron mensajes de texto y acordaron realizar la transacción, de acuerdo con la información recabada durante la investigación.

Los hombres se habrían encontrado en una gasolinera en Dallas, donde Hubert metió a la víctima en su automóvil para llevarla de regreso a Carolina del Sur.

Hubert fue señalado de poner un collar de metal alrededor del cuello de la víctima y amenazar con marcarla.

Convenció al agresor

De regreso en Roebuck, los investigadores dijeron que Hubert puso a la víctima en una habitación aislada, en la que supuestamente se mantuvo desnuda a la víctima en todo momento hasta que la niña horrorizada convenció a Hubert de que la dejara llamar a sus padres.

Según los informes, accedió y el padre de la víctima suplicó que dejara en libertad a su hija, pero Hubert exigió los 5,000 dólares que pagó por la niña para dejarla en libertad.

Finalmente, los investigadores dijeron que Hubert cedió y la víctima pudo escapar en autobús. Si son declarados culpables, ambos hombres se enfrentan a cadena perpetua en una prisión federal.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario