Un joven de Carolina del Norte junto con su familia han rogado para que les devuelvan un auto que les fue robado y que, en su interior, tenía las cenizas de un hermano fallecido.

El vehículo es una camioneta Chevrolet Avalanche 2003 blanca que desapareció mientras el joven estaba en la escuela.

Fue cuando regresó al estacionamiento escolar que el adolescente de 16 años notó que su vehículo no estaba y más allá de lo material, el joven está devastado porque en su interior estaban las cenizas de su hermano, quien había fallecido de COVID-19.

"La camioneta de nuestro hijo de 16 años fue robada de la escuela Athens Drive School ayer mientras estaba fuera en su juego de fútbol. Aunque estamos interesados en recuperar la camioneta, lo más importante es que estamos desesperados por recuperar una cruz colgada en el espejo retrovisor. Contiene las cenizas de su hermano mayor que falleció a principios de este año", escribió la familia en un comunicado.

De acuerdo con la familia, al vehículo le falta el revestimiento trasero. Además, el joven y su familia están ofreciendo una recompensa de $500 a quien regrese la cruz que contiene las cenizas, misma que se encontraba dentro del auto que fue robado a un joven de 16 años.

"Nuestro hijo está angustiado y esperamos el regreso de la cruz. La foto es la camioneta de la celebración del 4 de julio y su cruz", escribió la familia de Tiffany y Robert Marshburn en Facebook, donde el material ha sido compartido casi 400 veces.

También te puede interesar:

Jonathan Hernández

Reportero de espectáculos y cultura. Disfruto de leer, escribir, ver series y caminar con mi perro. Amo la comida y cultura de mi tierra. jhernandez@lanoticia.com

Deja un comentario