La vacuna tuvo que ser suspendida en Japón. (AP Foto/Paul Sancya, Pool)

El gobierno de Japón anunció que desechará 1.6 millones de dosis de la vacuna anti COVID-19 de Moderna, pues se detectó contaminación en varios lotes.

Según informaron la farmacéutica Takeda, la cual es la encargada de la venta y distribución de la vacuna en Japón, junto al ministerio de salud, “recibió informes de varios centros de vacunación de que sustancias ajenas fueron halladas dentro de viales cerrados en lotes específicos.

“Tras consultas con el ministerio de Salud, hemos decidido suspender el uso de la vacuna de esos lotes a partir del 26 de agosto”.

Vacuna Moderna
Las autoridades están analizando lo que sucedió con las vacunas. (Foto AP/K.M. Chaudary)

No se detalló el tipo de contaminación, ni tampoco se han registrado problemas de salud por las dosis que pudieron usarse y fueron afectadas.

Los informes de contaminación vinieron de ocho centros de vacunación en cinco prefecturas: Aichi, Gifu, Ibaraki, Saitama y Tokio. Se confirmaron sustancias extrañas en 39 viales, por tal motivo se decidió suspender el uso de esta vacuna y abrir una investigación.

Japón comenzó lenta su campaña de vacunación, pero al momento ha tenido un gran avance de finales de mayo a la fecha, pues ha aplicado 122 millones de dosis y 54.1 millones de personas han recibido el tratamiento completo, lo que representa el 42.9% de la población total.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario