La cubana Mileidy Cardentey Fernández se sumó a las denuncias de mujeres que han sido esterilizadas ilegalmente en centros de detención.

Sentada frente a su abogado en un centro de detención migratoria en Georgia, Mileidy mostró las cicatrices en su abdomen: tres pequeñas marcas circulares.

La mujer de 39 años y originaria de Cuba, contó que los únicos detalles que tiene de su cirugía es que debían tratarle quistes en los ovarios. Sin embargo, un mes después, sigue sin estar segura del procedimiento que se le realizó.

Preocupada por su condición de salud, Mileidy pidió sus registros médicos en repetidas ocasiones. El Centro de Detención del condado de Irwin le entregó más de 100 páginas en las que se detalla el diagnóstico de quistes. A pesar de eso, no se detalla información acerca de la cirugía que le practicaron.

“Lo único que me dijeron fue: ’Te vas a dormir y cuando despiertes ya habremos terminado”. Dijo Cardentey, a través de su abogado, durante una entrevista telefónica.

 

Denuncia coincide con otras de mujeres esterilizadas ilegalmente en centros de detención

El testimonio de la inmigrante cubana coincide con las denuncias de una enfermera que trabajó en el recinto, donde explicó casos de más mujeres esterilizadas ilegalmente en centros de detención. El centro de Georgia es acusado de realizar procedimientos no deseados por mujeres inmigrantes y que ponen en riesgo su capacidad de tener hijos.

Entre las acusaciones de la ex trabajadora de las instalaciones, mencionó a un médico responsable de las cirugías. De acuerdo con el brazalete de hospital que le pusieron a Mileidy, y que aún conserva, el mismo doctor Mahendra Amin llevó a cabo su operación.

 

El llamado "recolector de útero" está involucrado en cirugías ilegales

El procedimiento al que sometieron a la inmigrante fue el 14 de agosto del 2020. El ginecólogo tratante fue vinculado en la práctica de histerectomías (extirpación total o parcial del útero) masivas a mujeres en el mismo centro de detención de Georgia. La enfermera que hizo la denuncia de los abusos a inmigrantes calificó al médico como "el recolector del útero".

Una revisión de The Associated Press a los registros médicos de cuatro inmigrantes detenidas y entrevistas con sus abogados, revelaron crecientes acusaciones de que Amin realizó cirugías y otros procedimientos que las inmigrantes nunca solicitaron o no comprendían en su totalidad.

Si bien algunos procedimientos podrían justificarse basándose en los problemas documentados en los registros, hubo otros problemas. Y es que las mujeres no dieron su consentimiento o no tenían conocimiento pleno. De cualquier manera, existe un conflicto ético y legal, según informaron expertos legales y médicos.

Amin ha realizado cirugías y otros tratamientos ginecológicos a por lo menos ocho de las mujeres que han pasado por el Centro de Detención del condado de Irwin desde 2017. Así lo dijo Andrew Free, abogado de derechos civiles y migratorios que trabaja con otros colegas para investigar los tratamientos médicos realizados en el lugar. Varios médicos, a pedido de los abogados, están examinando los nuevos registros y más mujeres han reportado ser pacientes de Amin, dijo Free.

“Hay indicios de que existe una falta sistémica de consentimiento informado y legalmente válido para realizar procedimientos, lo que a final de cuentas podría resultar en una esterilización, intencional o no intencional”, declaró.

Desarrollado por La Noticia con información de AP.

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario