De forma repentina, las autoridades mexicanas recibieron un montón de piezas para analizar y estudiar a la especie de tiburón más grande que se ha encontrado, el megalodón, pues un hombre entregó 211 dientes de este animal.

El hombre que vive en Bacalar, Quintana Roo en México, entregó las piezas al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), los cuales presumiblemente son reales; aunque se tendrán que realizar estudios para certificarlos.

"El conjunto óseo procede de alguna localidad paleontológica de México, ahora se une en su resguardo a un amplio mosaico de bienes patrimoniales de carácter paleontológico, bajo custodia del INAH", publicó en un comunicado el instituto.

En México se han encontrado otros registros de esta especie en lugares como Baja California y Tabasco; mientras que en otras partes del mundo también hay vestigios del animal.

El megalodón vivió hace 3.5 millones de años y se han encontrado varios fósiles que muestran a tiburones gigantes, precursores de los que actualmente hay en todo el mundo.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario