Rogers se encuentra bajo custodia del estado. (Foto: LA Times)

Ian Benjamin Rogers, un extremista de derecha y partidario de Donald Trump, fue arrestado con cargos federales por portación de explosivos, los cuales, según el FBI, podría haber utilizado en contra del gobernador de California, Gavin Newsom, así como las oficinas de Twitter y Facebook en la bahía de San Francisco.

El pasado 15 de enero, las autoridades acudieron a la casa y al taller de autos de Rogers, donde encontraron cinco bombas caseras. Personal de su taller colaboró para rastrear e incautar material para fabricar más explosivos, 49 armas y miles de municiones. El vehículo de Benjamin Rogers tenía una calcomanía de "Three-Percenters", un grupo extremista que apoya el uso de armas y está en contra del gobierno.

Según la declaración jurada, Ian mandó mensajes de texto al gobierno donde amenazaba con atacar a demócratas con la intención de asegurar la continuidad de Donald Trump en la presidencia.

"Veremos que pasa cuando actuemos. Creo que la oficina de Sacramento [podría ser] el primer objetivo. Después podrían ser las oficinas del pájaro y la cara", decían las amenazas de Rogers.

Sus mensajes fueron analizados

La agente especial del FBI y parte de la brigada antiterrorista nacional en San Francisco , Stephanie Minor, dijo a Los Angeles Times que los mensajes eran indicaciones de sus objetivos.

"Creo que cuando Rogers dice ‘oficina sac primer objetivo’, se refiere a que su primer objetivo debería ser las oficinas del gobernador de California, Gavin Newsom en Sacramento. También creo que cuando Rogers dice las oficinas de ‘pájaro y cara’ (bird and face), se refiere a las oficinas de Twitter (‘pájaro’) y Facebook (‘cara’), porque ambas redes sociales han bloqueado las cuentas de Trump para evitar que envíe mensajes a través de esas plataformas", declaró el fiscal federal del distrito norte de California, David L. Anderson.

"Trazamos una línea clara entre la anarquía y nuestras libertades constitucionales. Procesaremos las existencias de armas ilegales independientemente de la motivación del delincuente", agregó.

Benjamin Rogers se encuentra bajo custodia del estado. Mientras espera su audiencia preliminar, tiene derecho a una fianza de 5 millones de dólares. Los fiscales buscan que sea juzgado en el tribunal de distrito de Estados Unidos en San Francisco.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario