El amor de un padre por su hija provocó que se pusiera como objetivo caminar descalzo 1,200 millas durante 50 días en busca de la ayuda económica que le permita costear una rara enfermedad.

Un exmilitar británico que radica en el condado de Onslow, Carolina del Norte, terminará el próximo domingo su andar con la esperanza de recaudar los $3 millones que necesita para pagar el tratamiento.

La hija mayor de Chris Brannigan sufre una condición genética conocida como CdLS, la cual afecta el crecimiento y desarrollo de la paciente.

El tratamiento permitiría que su hija, Hasti, de 9 años, pueda tener una vida más saludable.

“Decido caminar descalzo porque Hasti hace que muchas cosas realmente difíciles para ella que otros niños encuentran fáciles”, comentó Brannigan a Fox 8.

“Me pareció justo encontrar algo que parece relativamente fácil y dificultarme para que pueda entender por lo que ella pasa todos los días”, añadió el padre.

La caminata de Brannigan comenzó en Bar Harbor, Maine, lugar donde se encuentra el laboratorio para la investigación genética.

Chris sirvió para el ejército británico durante 14 años y hasta el momento ha recorridos 975 millas, todavía un poco lejos del objetivo.

Al exmilitar ya se le ve agotado, con múltiples ampollas en sus pies, pero positivo de que el sacrificio valdrá la pena.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Mujer pide ayuda; necesita $500,000 para trasplante de hígado: "Quiero vivir por mis hijos"

"Es un milagro": Latino cuenta cómo sobrevivió al cáncer en Charlotte

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario