Luego de que el gobierno británico acusó a Rusia de querer cambiar el gobierno de Ucrania por uno afín a Moscú, la cancillería rusa respondió y negó tal aseveración.

La Oficina de Exteriores de Gran Bretaña dijo este sábado que incluso los rusos querían poner al ex parlamentario ucraniano Yevheniy Murayev como candidato.

Tanto Londres como Washington han señalado en días pasados a varios políticos ucranianos por tener nexos con Rusia.

Esos políticos incluyen a Mykola Azarov, quien fue primer ministro con Viktor Yanukovych, el presidente ucraniano derrocado en un levantamiento de 2014, y el ex jefe de gabinete de Yanukovych, Andriy Kluyev.

'Algunos de estos tienen contacto con oficiales de inteligencia rusos que actualmente están involucrados en la planificación de un ataque contra Ucrania', dijo Gran Bretaña.

Murayev dijo a The Associated Press que la afirmación británica 'parece ridícula y graciosa', y que se le ha negado la entrada a Rusia desde 2018.

En Ucrania, Murayev tiene un partido llamado Nashi, igual que el antiguo movimiento juvenil ruso que apoyó a Putin, pero negó sea prorruso.

Un soldado ucraniano, en una trinchera en la línea de separación con los rebeldes prorrusos, en Mariupol, en la región de Donetsk, Ucrania, el 20 de enero de 2022. (AP Foto/Andriy Dubchak)

'Todo lo que no apoye el camino de desarrollo pro-occidental de Ucrania es automáticamente prorruso0, dijo Murayev a la AP.

Gran Bretaña y su acusación de que Rusia quiere cambiar el gobierno de Ucrania

El gobierno de Gran Bretaña dijo que esas afirmaciones las hicieron con base en informes de inteligencia y no necesitaban más pruebas.

'La desinformación difundida por la Oficina de Exteriores británica es una prueba más de que son los países de la OTAN, liderados por los anglosajones, los que están subiendo la tensión en torno a Ucrania', comentó la vocera del Ministerio de Exteriores de Rusia Maria Zakharova.

Sin embargo, la secretaria británica de Exteriores, Liz Truss, afirmó que Rusia estaba buscando desestabilizar a Ucrania.

'La información arroja luz sobre el alcance de la actividad rusa diseñada para socavar a Ucrania, y es un indicador de las deliberaciones del Kremlin', dijo Truss.

Gran Bretaña y Washington han pedido en reiteradas ocasiones que Rusia ceda a la tensión y acceda a la vía diplomática.

'Rusia debe poner fin a sus campañas de agresión y desinformación y seguir una vía diplomática', ahondó Truss.

Gran Bretaña ha enviado armas antitanque a Ucrania dentro de los esfuerzos por redoblar sus defensas ante un posible ataque ruso.

Por su parte, la Casa Blanca ha mostrado todo su apoyo a Ucrania y a la OTAN, además de advertir a Rusia sobre las consecuencias de un ataque.

'Abarca toda la gama desde una gran incursión o invasión convencional de Ucrania hasta este tipo de actividades desestabilizadoras en un intento de derrocar al gobierno. Y es importante que la gente esté al tanto de eso', dijo Antony Blinken, secretario de Estado.

Daniel González

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario