El caso de un niño de 6 años de nombre Arthur Labinjo-Hughes ha conmocionado al Reino Unido, luego de que un video mostrara las últimas horas con vida del pequeño antes de ser asesinado por sus padres.

Niño de 6 años es asesinado por sus padres; gritaba que nadie lo quería

De acuerdo con un reporte, Arthur fue sometido a múltiples maltratos físicos y psicológicos por parte de sus padres, además de que tenía plena desconfianza de su persona al gritar constantemente que nadie lo quería.

El tribunal de Coventry Crown juzgará por homicidio a su padre Thomas Hughes, de 29 años y su madrastra Emma Tustin, de 32, luego que quitaran la vida del pequeño.

De acuerdo con distintos reportes, en junio del 2020, Arthur fue asesinado luego de que recibiera golpes en la cabeza contra una superficie dura.

Su madrastra azotó en repetidas ocasiones al pequeño hasta provocarle la muerte, las autoridades arrestaron a la pareja tras un reporte de los vecinos.

Las grabaciones muestran los abusos de los que fue víctima el niño

En un video grabado el 16 de junio del 2020 y revelado por las autoridades se observa las terribles condiciones en la que vivía el menor, incluso no podía dormir en la cama y lo hacía en el piso de la sala.

Pero hay un momento terrorífico del video, donde el pequeño Arthur grita desconsolado “¡nadie me quiere!” durante varias ocasiones, mientras intenta levantarse.

“Nadie me va a alimentar”, se escucha en otra parte del clip, el cual repite en al menos cinco ocasiones, situación que conmocionó a toda la población del Reino Unido.

Los golpes propinados por la madrastra causaron la muerte de Arthur

Luego de la autopsia, las autoridades determinaron que el niño había sufrió una lesión cerebral fatal luego de haberlo sometido a una serie de abusos definidos por médicos como “tortura infantil”. 

Arthur fue privado de comida, era obligado a permanecer 14 horas de pie y lo hacían comer sal en cantidades que ningún adulto soportaría.

Blake Hughes, el tío de Arthur, señaló a la corte durante una de las sesiones el mes pasado que su sobrino rompió en llanto luego de que su madrastra lo golpeara reiteradas veces contra la pared mientras le decía “feo”.

Debido a los azotes de la madrastra que propinó a Arthur, el niño sufrió lesiones en la cabeza y fue llevado al Hospital Infantil de Birmingham.

A pesar de los esfuerzos de los médicos, nada pudieron hacer y el niño fue desconectado de la máquina de cuidados intensivos la madrugada del 17 de junio del año pasado donde falleció.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario