Los custodios y las autoridades penitenciarias tendrán que ser investigados.

En Texas, la seguridad de una prisión federal quedó severamente comprometida cuando cuatro reos escaparon y dejaron maniquíes en sus camas.

Según informó este lunes, el inspector general Michael Horowitz, hay muchos problemas en los campos de prisioneros, fallas que costaron el escape de cuatro personas.

Sin que nadie se diera cuenta, los cuatro reclusos dejaron maniquíes en sus camas o recibieron ayuda de otros reclusos, quienes se hicieron pasar por ellos; teniendo éxito y librando tres recuentos durante la noche. Fue hasta la mañana siguiente que se dieron cuenta que los reos habían desaparecido.

ven-una-disminucion-en-los-casos-covid-19-en-carcel-de-mecklenburg

"Descubrimos que las puertas exteriores de los edificios separados dentro del campo de prisioneros satélite del FCC (Complejo Correccional Federal) Beaumont no estaban aseguradas, ya que estaban desbloqueadas, no había personal operándolas, no estaban equipadas con cámaras de vigilancia y tenían alarmas que no funcionaban o alarmas que podían ser manipulado por los presos", comento Horowitz

Los presos estuvieron prófugos al menos 12 horas, pero lograron ser reaprendidos.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario