El actual campeón de WWE, Drew McIntyre, dio positivo a COVID-19, según reveló la empresa. Esto pone en riesgo su participación en el evento Royal Rumble para el próximo 31 de enero.

"Drew McIntyre dio positivo por COVID-19 y fue puesto en cuarentena", publicó WWE en un corto comunicado.

Esto sin duda daña los planes de la empresa, pues todo parece indicar que se tendrá que cambiar el duelo donde Drew enfrentaría Goldberg por el cetro. Además de tener que checar a las personas que estuvieron cercanas a él en la última semana, esto se refiere a luchadores, productores, gente del staff y otros.

Por el momento WWE no ha dado más datos sobre el estado de salud de Drew. También es probable que el próximo programa de WWE se determine que sucederá con el combate pactado.

WWE en tiempo de COVID-19

Desde marzo de 2020, WWE se vio golpeado por la pandemia, pues tuvo que cancelar infinidad de eventos en vivo. Además, trasladó sus eventos televisivos al Performance Center en Orlando, Florida. En este sitio realizó programas sin público, incluyendo WrestleMania 36.

Posteriormente, la empresa se trasladó al Amway Center, donde se instaló el llamado WWE ThunderDome, donde por medio de pantallas aparecen los aficionados, buscando darle un aire más cálido y de interacción con el público.

Durante la pandemia, WWE decidió residir el contrato a luchadores y trabajadores, teniendo un número que casi llega a los 100 empleados. Esto para disminuir costos y evitar pérdidas mayores durante este tiempo.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario