Pasaron poco más de 9 años para que las autoridades capturaran al asesino de Faith Hedgepeth, una estudiante muerta en Chapel Hill, Carolina del Norte.

Los hechos ocurrieron el 7 de septiembre de 2012, alrededor de las 4:00 am, en un apartamento ubicado en Hawthorne at the View en Old Durham Road.

La estudiante de segundo año en la Universidad de Carolina del Norte de Chapel Hill fue encontrada muerta a golpes en el apartamento que se encuentra fuera del campus.

Los informes de la autopsia muestran que fue muerta a golpes y sufrió graves heridas en la cabeza.

El responsable fue identificado como Miguel Enrique Olivares, quien ha sido acusado de asesinato en primer grado.

Actualmente se encuentra actualmente detenido en el Centro de Detención del Condado de Durham.

La policía informó que arrestó al sujeto de origen latino mañana de hoy 16 de septiembre, quien es acusado de asesinato en primer grado por la muerte de Hedgepeth.

Oliveras no alcanzó derecho a fianza.

“Gracias a la Oficina de Investigaciones del Estado de Carolina del Norte, el Laboratorio Criminalístico del Estado”, tuiteó el Gobernador Roy Cooper.

“Y otras fuerzas del orden que trabajaron sin descanso y nunca se han rendido en resolver el asesinato de Faith Hedgepeth. El arresto fue hecho esta mañana”.

El fiscal general Josh Stein explicó que los detectives y agentes del SBI realizaron miles de entrevistas durante la investigación.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Estudiantes de Carolina del Norte recrean muerte de George Floyd en tono de burla

Asesinato de Andrew Brown Jr, parte de una larga historia de racismo en Elizabeth City

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario