Enrique Román Martínez desapareció en el marco de la celebración del Memorial Day. (Foto: Ejército Estados Unidos)

Autoridades de Carolina del Norte entregaron solo la cabeza del soldado de origen latino, Enrique Román Martínez, a su familia. Sus restos fueron encontrados días después de su desaparición en el Memorial Day en mayo pasado.

La familia de Enrique Román Martínez exigió que la investigación sobre acoso y abuso sexual en la base militar de Fort Hood, Texas (donde desapareció Vanessa Guillén) y otras bases, pasen a manos del Congreso.

Enrique Román, se encontraba concentrado en la base militar de Fort Bragg, Carolina del Norte, antes de que se reportara como desaparecido tras un viaje con otros compañeros soldados a Cape Lookout National Seashore.

El Ejército encontró los restos desmembrados de Román Martínez una semana después de que fue reportado como desaparecido. El cuerpo se encontró cerca del campamento donde se le vio con vida por última vez.

Indignada por los restos que recibió de su hermano, Griselda Martínez, pidió justicia a las autoridades y espera que se resuelvan todos los casos de muertes en bases militares.

“Solamente su cabeza…el único recuerdo que tengo de él. Yo no quiero recordar a mi hermano, solamente como una cabeza ya deshecha, que ni se puede ver la cara…”, exclamó la hermana del soldado.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario