En días pasados, el New York Times adelantó que los fiscales en Nueva York buscaban levantar una demanda contra Donald Trump, una de sus organizaciones y su director financiero por fraude.

A pesar de la investigación, no había pruebas que culparan directamente a Donald Trump de algún desvío hacia el fisco o algún otro delito, pero sí había indicios de que uno de sus allegados había tenido movimientos irregulares en su gestión al frente de una de sus organizaciones.

Acusan a Organización Trump y su director financiero de fraude fiscal

Ahora, la compañía de Donald Trump y quien fue su jefe de finanzas, Allen Weisselberg fueron acusados por un supuesto esquema de fraude fiscal que supuestamente hizo que el ejecutivo de Trump recibiera más de $1.7 millones de dólares en compensaciones extraoficiales.

Estas compensaciones incluían el alquiler del apartamento, los pagos del automóvil y la matrícula escolar de sus hijos, algo que derivó de la investigación de los fiscales.

Los fiscales realizaron una investigación de dos años

Este es el primer caso penal que arroja la investigación de dos años de las autoridades de Nueva York sobre el expresidente Donald Trump y se espera que haya más acusaciones.

De acuerdo con la acusación presentada, desde 2005 hasta este año, el director financiero Allen Weisselberg y la Organización Trump engañaron al estado y a la ciudad con los impuestos al conspirar para pagar a los altos ejecutivos de forma extraoficial.

Weisselberg y los abogados de la Organización Trump se declararon inocentes ante las acusaciones de los fiscales, pero Carey Dunne describió detalladamente un plan de 15 años que llevaron a cabo ejecutivos de alto rango en la empresa de Trump.

Trump no recibió acusaciones de ningún cargo en esta piimera etapa

El propio Trump no fue acusado en esta etapa de la investigación, realizada conjuntamente por el fiscal de distrito de Manhattan, Cyrus Vance Jr., y la fiscal general de Nueva York, Letitia James, ambos demócratas. 

Weisselberg, de 73 años, fue fotografiado entrando en un edificio que alberga los tribunales penales y la oficina del fiscal de distrito de Manhattan alrededor de las 6:20 am del jueves. 

Al empresario lo condujeron al tribunal por la tarde con las manos esposadas a la espalda. Los abogados de Weisselberg, Mary Mulligan y Bryan Skarlatos, dijeron en un comunicado antes de su comparecencia que el ejecutivo “pelearía contra estos cargos en los tribunales”. 

Weisselberg recibió la orden de entregar su pasaporte después de que los fiscales lo calificaran de riesgo de fuga con acceso a aviones privados para viajes al extranjero. 

Los fiscales continuarán investigando para encontrar más indicios de movimientos ilícitos de Donald Trump o sus colaboradores más cercanos.

Emmanuel Gutiérrez

Lic. Comunicación Social. Amante del periodismo, redes sociales, música, techno, deportes y videojuegos. La comunicación es el primer paso para llegar a un acuerdo. egutierrez@lanoticia.com

Deja un comentario