Al menos 64 años pasarán en prisión los dos hombres de Hickory que mataron a tres personas en el estacionamiento de un pub irlandés en 2017.

Greydon Hansen y Dontray Cumberlander, de 28 años, se declararon culpables de la muerte a tiros de Quajuae Kennedy, Justin Aiken y Cody Bouphavong.

El incidente se suscitó en abril de 2017 afuera del McCroskey's Irish Pub and Grill en Hickory, Carolina del Norte.

Las tres víctimas tenían 21 años de edad. También otra persona de nombre Cole Ervin resultó herido de un disparo.

La policía de Hickory dijo que Hansen y Cumberlander dispararon contra cinco personas mientras se encontraban en un automóvil en el estacionamiento del pub.

Los detectives dijeron en ese momento que parecía no haber conexión entre las víctimas y los sospechosos.

“No importa cómo se examine este incidente, nunca habrá una explicación para estos asesinatos sin sentido”, dijo el fiscal adjunto de distrito Lance Sigmon.

“No hay nada que nadie pueda hacer para devolver a estos jóvenes a la vida. No hay nadie que pueda quitar el dolor y la tristeza de sus familias”.

“Ningún tipo de castigo les devolverá la vida o curará el dolor. Pero este período de años garantizará que ninguno será liberado hasta que tengan más de 80 años”, añadió.

Tanto Hansen como Cumberland decidieron no hablar en la Corte.

Los dos sujetos se declararon culpables de tres cargos de asesinato en segundo grado, además de un cargo de asalto con un arma mortal.

Las condenas irán desde los 64 hasta los 82 años en prisión.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Un estudiante muerto y otro herido dejó tiroteo en secundaria de Nuevo México

Reunión en Raleigh termina en robo, persecución y tiroteo

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario