Un bombero asignado a uno de los mayores incendios forestales en California, murió a causa de una enfermedad, informaron este domingo las autoridades.

Se trata de la primera muerte en una temporada en que los incendios han crecido  y han arrasado hectáreas de naturaleza e inmuebles, obligando a comunidades enteras a dejar sus hogares.

Edwin Zuñiga, del Departamento de Silvicultura y Protección contra Incendios de California, dijo que no podía dar más detalles sobre la muerte de su compañero.

El incendio Dixie inició a mediados de julio en el norte de la Sierra Nevada y se ha convertido en el segundo más grande en la historia del estado. Dixie ha arrasado con cerca de 3,625 kilómetros cuadrados alrededor de cinco condados, tres parques y bosques nacionales, según Cal Fire.

Hasta el momento, solo se han reportado tres bomberos heridos en medio de los esfuerzos que han logrado contener el 56% del incendio. 

Cerca de 3,800 bomberos de diferentes cuerpos han ayudado a contener las llamas, que en los últimos días han disminuído debido a la baja de los vientos y al aumento de la humedad. En su momento más intenso, el incendio consumió 40.469 hectáreas de madera en un día.

Debido a las preocupaciones por los incendios, todos los bosques nacionales de California han sido cerrados.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario