Charlotte – El Concejo Municipal de Charlotte aprobó una nueva ordenanza, que facilitará la operación de los camiones de comida, también conocidos como “loncheras”, eliminando las restricciones que regían desde el 2008.

La ordenanza aprobada por unanimidad el lunes 20 de marzo, permitirá a estos negocios permanecer abiertos hasta más tarde, operar cerca de viviendas y reducir la burocracia en torno a los permisos.

Desde el 2014 la Ciudad decidió revisar la ordenanza con la creación del Grupo Asesor de Ciudadanos (CAG), que tuvo su primera reunión en enero de ese año. En esa reunión uno de los subgrupos dijo que las “loncheras” al estar cerca de vecindarios, originaban “ruido, basura, desperdicios y prostitución”.

Otros subgrupos se mostraron más abiertos a tratar de facilitar su operación. En una segunda reunión del grupo efectuada en marzo de 2014, se presentaron los horarios en que las “loncheras” funcionaban en otras ciudades, por ejemplo Raleigh de 6:00 a.m. a 3:00 a.m., solo con restricciones de horario si están ubicadas a 150 pies de un vecindario.

La antigua ordenanza adoptada en noviembre del 2008, impuso nuevas restricciones que obligó a cerrar por los menos 50 operadores de esos negocios, en su mayoría latinos.

La vicealcaldesa Vi Lyles, dijo que las nuevas regulaciones ofrecen una oportunidad para “una vibrante industria de camiones de comida y además hacen sentir que nuestros vecindarios tienen un ambiente seguro para operar”.

Cambios

-Sin límite de horario: La ordenanza anterior limitaba el horario de operación de 8:00 a.m. a 9:00 p.m. Ahora podrán operar sin límite de horario.

Cerca de áreas residenciales: La distancia mínima para estar cerca de las casas, disminuyó de 400 pies a 100 pies. Esto facilitará la operación cerca de vecindarios adyacentes a áreas comerciales densas. Pero si un camión está abierto de 11:00 a.m. a 7.00 a.m., debe mantener la distancia de los 400 pies de las casas más cercanas.

-Quién obtiene los permisos: Bajo el sistema antiguo cada “lonchera” tenía que solicitar un permiso para operar en un lugar, válido por 30 días, renovable dos veces, por un total de hasta 90 días. Ahora es el dueño de la propiedad -no el dueño del camión- es quien solicita el permiso. El propietario sólo necesita uno por ubicación, no uno por camión de alimentos, y el permiso es válido por un año.

-Varias “loncheras” cerca: Se elimina el requisito de que estén a por lo menos 400 pies una de la otra.

-Lejos de los restaurantes: Para ubicarse a 50 pies de un restaurante deben tener la aprobación del propietario. Esta parte podría restringir algunos lugares, y es un alivio para los propietarios de restaurantes preocupados por la competencia de las “loncheras”.

-La ciudad podrá revisar un sitio múltiple: Los dueños de los sitios que quieren albergar cuatro o más “loncheras”, tendrán que presentar planes para revisión a: Servicios de Vecindad y Negocios, el Departamento de Transporte y el Departamento de Bomberos de Charlotte.

Leave a comment