Con los estadounidenses preocupados por su futuro financiero, la jubilación se vuelve esencial para la estabilidad familiar tras el impacto que ha provocado por el COVID-19.

Una encuesta del Employee Benefit Research Institute reveló que 7 de cada 10 trabajadores dijeron sentirse seguros de que tendrán suficiente dinero para jubilarse cómodamente en 2021.

Hasta el año pasado, los trabajadores planeaban jubilarse a los 66 años en promedio, en comparación con los 60 años que se contabilizaban en 1995.

Sin embargo, la jubilación no se trata solo de dinero.

Los jubilados quieren vivir en un lugar donde disfruten de la seguridad y el acceso a una buena atención médica, especialmente después de la pandemia del COVID-19.

La ciudad ideal también tendrá muchas formas de pasar el tiempo libre y la calidad del mismo.

Por tal motivo, WalletHub comparó la aptitud para los jubilados de más de 180 ciudades del país en 48 métricas clave.

El conjunto de datos abarca desde el costo de vida hasta la facilidad para los contribuyentes jubilados y la infraestructura de salud del estado.

Bajo este escenario, en Carolina del Sur se encuentra la segunda mejor ciudad para el retiro.

Se trata de Charleston, que fue calificada con 61.97 puntos, superada únicamente por Orlando en Florida con 62.14 tantos.

Otra ciudad bien posicionada de Carolina del Sur fue Columbia en el puesto 11 con una calificación de 57.68.

En cuanto al estado de Carolina del Norte solamente aporta una ciudad entre las 30 mejores del listado.

Es Raleigh, que se posición en el lugar 26 con un puntaje total de 55.00, un poco alejado de los primeros sitios.

Otras ciudades de Carolina del Norte en el listado son Durham en el sitio 71, Charlotte (79), Fayetteville (118), Winston-Salem (132) y Greensboro (156)

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Carolina del Norte, un paraíso para conductores: Raleigh es la mejor ciudad del país

¿Cuántas horas se trabajan en Carolina del Norte? Una de las cifras más altas del país

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario