mujer en manifestación con letrero de DREAMers

Un juez federal en Texas se rehusó ordenar al gobierno federal que suspenda el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA), que protege de la deportación a miles de jóvenes inmigrantes. El futuro del programa ahora queda en manos de la Corte Suprema de Justicia.

El fallo emitido el por el juez de distrito Andrew Hanen significa un duro golpe para quienes buscan terminar con el programa. Cabe anotar que en el 2015, Hanen falló en contra del programa DAPA, un beneficio que al igual que DACA amparaba de la deportación a los padres indocumentados con hijos residentes o ciudadanos americanos.

Este pronunciamiento del juez llega en respuesta a una demanda entablada en mayo por sietes estados en una corte de distrito del sur en Brownsville (Texas).

El la administración del presidente Donald Trump canceló DACA. Desde entonces se han presentado cuatro demandas en cortes federales. En tres de ellas los jueces han restablecido el programa, pero solo para renovaciones.

Por ahora el programa seguiría aceptando renovaciones hasta que se pronuncie la Corte Suprema sobre el tema, que según expertos, probablemente ocurra a finales del otoño.

Según las estadísticas más recientes publicadas por el USCIS al 31 de mayo, en Carolina del Norte habían aproximadamente 25,660 beneficiarios de DACA. De estos al menos 6,640 radicaban en Charlotte-Concord-Gastonia, 3,860 en Raleigh, 2,330 en Winston Salem, 2,070 en Greensboro-High Point y 1,940 en Durham-Chapel Hill.

Diego Barahona A.

Periodista, editor, asesor, y presentador. De 2016 a 2019 el periodista más galardonado en Estados Unidos por los Premios José Martí. Autor del best seller: ¿Cómo leer a las personas? dbarahona@lanoticia.com

Join the Conversation

1 Comment

Leave a comment