cuanto-tiempo-necesitan-dormir-nuestros-hijos-segun-la-edad
En diferentes edades se presentan trastornos que varían la calidad del sueño de nuestros hijos. Muchas de ellas son te atención.

Bebés, niños y adolescentes necesitan dormir horas mínimas de acuerdo con su edad. Conocerlas es preciso para advertir trastornos del sueño que ameriten atención.

¿Cuántas horas deben dormir los niños y adolescentes?

La Academia Estadounidense de la Medicina del Sueño (AASM) plantea los siguientes patrones de horas de sueño según la edad:

  • Bebés, de 4 a 12 meses:

Deben dormir 12 a 16 horas incluyendo siestas durante el día. Excepto por despertares producidos por factores particulares, estos infantes pueden dormir esta cantidad de horas y más

  • Niños pequeños, de 1 a 2 años:

Necesitan 11 a 14 horas de sueño al día y al menos dos siestas diurnas. Normalmente la hiperactividad a esta edad les hace dormir placenteramente este tiempo.

  • Niños en edad preescolar, de 3 a 5 años:

Requieren dormir de 10 a 13 horas con una siesta diurna. La dificultad de dormir solos o de despegarse de la cama de los padres juega un papel en contra de estas necesidades. Los padres debemos promover las condiciones que a veces son difíciles, aunque no imposibles.

  • Niños en edad escolar, de 6 a 12 años:

Duermen 9 a 12 horas diarias y ya desaparecen prácticamente por completo las necesidades de siestas diurnas. Estos niños suelen tener actividades extras que les permiten quemar la energía y se suelen ir muy cansados a la cama, por lo que cumplen con estos requisitos.

  • Adolescentes desde los 13 a los 18 años:

Los hábitos de sueño ya son de una persona adulta y van de las 8 a 10 horas regulares. El único problema es que las salidas de noche, los aparatos electrónicos, videojuegos y muchos otros hábitos alteran estas horas.

Rutinas de sueño en familia

Los niños, incluso desde bebés, suelen presentar renuencia a irse a la cama. Algunas rutinas diarias ayudan a que vayan a dormir cómoda y placenteramente:

  • Darles un baño tibio antes de dormir.
  • Masajearlos con una crema posterior al baño.
  • Escoger la misma hora para dormir y despertarse.
  • Leerles un cuento.
  • Evitar exponerlos a la televisión al menos media hora antes de acostarse.
  • Crear el ambiente propicio para dormir: luces bajas, aire fresco.
  • Fomentar reglas en cuanto al uso de aparatos electrónicos antes de dormir.

Trastornos del sueño frecuentes en la infancia

En diferentes edades se presentan trastornos que varían la calidad del sueño de nuestros hijos. Muchas de ellas son te atención:

  • Insomnio.

Dependiendo de la edad tiene diferentes causas entre las cuales pueden estar: dolores, medicación, enfermedades.

  • Pesadillas.

Son los llamados sueños malos que se presentan en la noche. Pueden estar relacionados con miedos previos de los niños que se manifiestan en las noches. También, la exposición a imágenes o estímulos violentos alteran la calidad de los sueños.

  • Terrores nocturnos.

No son iguales a las pesadillas. En estos casos el niño se siente en medio de una amenaza, puede incluso sentir que grita pero su voz no sale. Se le dificulta despertarse hasta que pase el episodio por completo.

  • Sonambulismo.

Es más común hasta los 12 años de edad. En este estado los niños suelen salir de la cama, andar por la casa desorientados. En ocasiones hablan pero no podrán recordar nada al día siguiente. Los sonámbulos deambulan con los ojos abiertos aun sin consciencia.

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com

Deja un comentario