El equipo que creó al robot Sophia, lanzó un nuevo modelo, el cual se llama Grace; éste está dirigido al mercado de la salud y está enfocado a tratar a pacientes con COVID-19 y a adultos mayores.

Este nuevo robot está caracterizado como una enfermera. Y está diseñado para tomar la temperatura con una cámara térmica que está su pecho y mide su capacidad de respuesta utilizando inteligencia artificial para diagnosticar a un paciente; además puede hablar inglés, mandarín y cantonés.

“Puedo visitar a la gente y alegrarles el día con estimulación social pero también puedo hacer terapia de conversación, tomar biolecturas y ayudar a los proveedores de atención médica“, comenta la robot en una publicación de Hanson, el taller que la creó en Hong Kong.

El robot Grace tiene como propósito ayudar a los médicos a aliviar la carga de trabajo, así como en el caso del tema del COVID-19, para disminuir el riesgo de un contagio.

Se busca que los robots bajen su precio de producción que hoy tienen un costo igual al de un auto de lujo; además se planea que en 2022 ya se usen en Hong Kong, China continental, Japón y Corea.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Leave a comment