Una lluvia de estrellas es un espectáculo natural que impacta a través de la vista de quienes lo atestiguan.

La lluvia de estrellas Gemínidas será la última del año y está puesta para brindar a los amantes de las estrellas un deleite visual.

Se espera que alcance su punto máximo en la madrugada entre el 13 y el 14 de diciembre.

Así lo confirmó EarthSky, que también informó que podría haber una "salpicadura decente de meteoros en las noches anteriores (11-12 de diciembre y 12-13 de diciembre)”.

Lluvia de estrellas, un espectáculo

"Las Gemínidas son una lluvia muy confiable si miras en el mejor momento de la noche”, continuó el EarthSky.

Alrededor de las 2 de la mañana para todas las partes del mundo, se debe mirar en la zona lo más oscura posible para contemplarlo de la mejor forma.

"Los meteoros tienden a ser audaces, blancos y rápidos. Esta lluvia favorece al hemisferio norte de la Tierra, pero también es visible desde el hemisferio sur”, dijo EarthSky.

3200 Phaethon, el cuerpo más grande

El curioso cometa de roca llamado 3200 Phaethon es el cuerpo principal de esta lluvia.

En el pico de la lluvia, se pueden ver aproximadamente 120 meteoros Gemínidas por hora, según la NASA.

"Las Gemínidas son meteoros brillantes y rápidos y tienden a ser de color amarillo", escribió la agencia espacial en su sitio web.

EarthSky confirmó que la mejor hora para ver las Gemínidas es alrededor de las 2 de la mañana, ya que es cuando los meteoros "parecen irradiar”.

Es entonces cuando el punto radiante de la lluvia es más alto en el cielo.

Sin embargo, se pueden ver a partir de las 9 de la noche.

Producen bolas de fuego

Los meteoros Gemínidas se disparan a través del Sistema Solar a aproximadamente 79,000 mph y se sabe que producen bolas de fuego.

La mayoría de las lluvias de meteoros se originan en cometas.

Pero la lluvia de meteoros Gemínidas en realidad se origina en el asteroide antes mencionado, el 3200 Phaethon.

Este asteroide, que podría ser un "cometa muerto" o un "cometa de roca", según la NASA, tarda 1.4 años en orbitar alrededor del sol.

A diferencia de otros cometas, no tiene cola y su espectro se asemeja a un asteroide rocoso y los meteoroides que se rompen y forman la lluvia son más densos que las escamas de polvo cometario, explicó la NASA.

Fue visto por primera vez el 11 de octubre de 1983 y lleva el nombre del personaje de la mitología griega que conducía el carro de Helios.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario