El Buró Federal de Investigaciones (FBI) desclasificó el 12 de septiembre un documento de la agencia sobre investigaciones del 9/11.

Aunque el documento no evidencia que el gobierno saudí fue cómplice del complot, reseña los contactos de los secuestradores con asociados saudíes.

Por ejemplo, detalla que un hombre que solicitó la ciudadanía estadounidense fue interrogado por tener cercanos contactos a dos de los secuestradores de los aviones con los que se perpetraron los ataques.

El hombre, cuya identidad permanece oculta en los documentos sabía varios idiomas y trabajaba en el Consulado del Reino de Arabia Saudita en Los Ángeles.

El documento pormenoriza las declaraciones de personajes relacionados a los ataques terroristas del World Trade Center ocurridos en 1993 y 2001.

Igualmente, muestra que había una red de apoyo a los terroristas en la costa este de Estados Unidos.

El archivo resulta el primer documento desclasificado para dar cumplimiento a una orden del presidente Joe Biden que pidió la difusión de material secreto sobre investigaciones de los atentados.

El mandatario pidió a las agencias relacionadas con las investigaciones del 9/11 que desclasificaran documentos relacionados con los atentados.

La decisión del mandatario se presentó luego de que familiares de las víctimas presionaran por la revelación de documentos, en busca de argumentar la hipótesis de que funcionarios saudíes de alto rango fueron cómplices del atentado.

Para más información, suscríbete a nuestro Newsletter. La Noticia produjo esta nota con información de The Associated Press (AP).

José Cordero

Licenciado en Comunicación Social por la Universidad de Los Andes, Venezuela. Periodista de La Noticia. jcordero@lanoticia.com

Deja un comentario