Tras haber sido exonerados, un ex oficial de New Hanover, Carolina del Norte, y su padre exigen una disculpa por parte de las supuestas víctimas.

Jordan Kita y Timothy Kita fueron acusados por actos racistas, además de allanamiento de morada y omisión intencional de cumplir con sus deberes.

El hecho se suscitó el 3 de mayo del 2020, cuando Monica Shepard y su hijo Dameon Shepard, una familia afroamericana, levantaron la demanda.

Los abogados de las supuestas víctimas argumentaron que “fue un ejemplo actual de la larga y fea historia de las turbas blancas que actúan con impunidad”.

Los acusados negaron las acusaciones y tras haber sido declarados inocentes, hicieron una serie de peticiones.

El abogado de los Kita, Woody White, aseguró que el “caso nunca se trató de una mafia racial. Se trataba de cómo la familia Shepard fue explotada”.

“Estamos muy agradecidos de que el sistema judicial haya funcionado y haya exonerado a mi cliente. Necesitamos encontrar justicia en casos reales de injusticia racial”, dijo.

A su vez, el otro abogado James Rutherford solicitó una disculpa a sus clientes por parte de la familia Shepard.

“Si se retractan o se disculpan, no los demandaremos por declaraciones calumniosas y difamatorias que hayan hecho. a través de sus abogados”, sentenció.

Tanto Jordan Kota y Timothy Kita, así como sus abogados, se encuentran a la espera de la postura de los Shepard.

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

Videos muestran muerte de Walter Wallace a manos de policías

Cámaras automáticas: propuesta para reducir muertes a manos de policías

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario