Decir una oración por las mascotas difuntas es no solo pedir por su descanso sino pedir consuelo ante la pérdida de una ser querido.

Los animales brindan una compañía, afecto y se convierten en un miembro más de la familia. Por eso cuando enferman o mueren dejan una huella de dolor, vacío y tristeza que cuesta sanar.

Oración por las mascotas difuntas

Te agradezco, Señor Dios, creador de todas las cosas vivientes
por mi hermano (nombre de la mascota).

Te agradezco, Señor, que por tu inmensa bondad has creado los animales,
poniéndolos a nuestro servicio.

Te agradezco, Señor, por aquellos animales
que ayudan día a día en las faenas del campo,
por aquellos que acompañan los juegos de los niños
por aquellos que llenan los últimos días de un anciano,
por aquellos que socorren a los enfermos
por aquellos que salvan personas en las catástrofes
por aquellos que nos protegen de siniestros.

Te agradezco Señor por su amor fiel e incondicional,
por haberme concedido el gran don de su custodia
y te pido Señor, ahora que se ha ido,
me des la fuerza para recomponer mi corazón quebrado por su ausencia,/
recordando por siempre toda la emoción que reinó en mí
con cada movimiento de su cola, con cada ronroneo…

Una vez más quiero agradecerte porque sin Ti, Señor mío misericordioso,
no hubiese conocido esta tu hermosa criatura.

"Alabado seas, mi Señor, en todas tus criaturas", Amén.

Fuente: Aleteia

Oración a San Roque por las Mascotas fallecidas

¡Oh Misericordioso San Roque!, Santo honesto y milagroso
que te diste en cuerpo y alma a nuestro Dios Padre
y quisiste de corazón a los animales, lo que te convirtió en su glorioso patrón.
Por favor ante la muerte, bendice sus almas
y permite que estén a los pies de nuestro Amado Jesucristo.

Ruega a nuestro Dios Padre para que nos bendiga por su ausencia
y la tristeza tan marcada que nos ha dejado,
ya que era un miembro más de nuestra familia, como un amigo y compañero,
quien me dio su cariño incondicionalmente,
siendo fiel, dándome consuela y alegra en mis días,
dándome mucho más de lo que recibió.

¡Venerado San Roque Siervo del Señor!,
tú que fuiste milagrosamente socorrido por un perrito
cuando aquellos hombres malvados te abandonaron por tu enfermedad,
pero él, con su fidelidad, diariamente te llevaba panes
y con tanto amor tus llagas lamian tiernamente para aliviar tus dolores;
hoy llego hasta ti colmado de fe sabiendo que tú eres bondadoso
te encomiendo el alma de mi mascota.

Amado San Roque, cuídamela en el cielo.
Te pido, que no me la desampares
y que me des consuelo y resignación ante su lamentable partida.
Otra mascota como ese animal no creo que tendré en esta vida.

Por ello, te imploro por la salud de las mascotas de todo el mundo,
para que alejes de su entorno las enfermedades,
envíale sanación para que, con inmensa fe, en tus manos, podamos soportar este dolor. No permitas que sientan dolor, alivia sus heridas.

Amén.

Fuente: OracionesTop

Oración para despedir a un perro fiel

Oh padre mío, hoy me encuentro destrozado
con el corazón rasgado en pedazos
y mi alma desorientada.

Mi fiel acompañante se fue de mi lado para más no volver
y yo no puedo hacer nada al respecto mi señor.

Sé que tú como creador de los animales
procuras que todo esté bien para ellos
así que bríndale un lugar en el cielo
cuídalo de mi parte y permítele correr como tanto le gustaba.

Amén

Fuente: Paraíso de Oración

jerali-gimenez-journalist

Jeralí Giménez

Lic. en Comunicación Social. MBA en Mercadeo. CEO de Link BTL. Disfruto de leer y escribir. Soy madre y esposa agradecida con la vida. jgimenez@lanoticia.com