(Foto: AP / Alessandra Tarantino)

Un niño con discapacidad realizó una broma inesperada al Papa Francisco, pues le robó el "gorro" (solideo) al sumo pontífice.

El pequeño de 10 años subió al estrado y se acercó al Papa durante el tradicional saludo a los peregrinos, esto para pedirle el solideo que llevaba.

Aunque no lo cedió en primera instancia, Francisco le tomó las mano y sonrío, tuvo una pequeña conversación y dejó que deambulara a su alrededor.

El niño se sentó en la silla reservada a los cardenales que se encuentra junto al Papa; posteriormente le quitó el "gorro" al sumo sacerdote quien sonriendo permitió que se lo llevara.

"Este niño tuvo la libertad de acercarse y moverse como si estuviera en casa", dijo Francisco I con una divertida mirada.

"Le agradezco por esta lección porque los niños no tienen un traductor automático del corazón a la vida".

El pequeño regresó al lado de su madre para terminar de escuchar el mensaje del máximo dirigente de la iglesia católica.

Apolo Valdés

Lic. En Comunicación y Periodismo por la UNAM, con 14 años en medios de comunicación. Amante de la lucha libre, videojuegos y la cultura geek. "This is the way".

Deja un comentario