Los escargots son un tipo de molusco comestible con mercado internacional. Es el francés de la palabra caracol. Es un plato de caracoles de tierra cocidos, que generalmente esta en la carta de la mayoría de los restaurantes franceses, son una tradición y se sirven como entrada.

De un sabor determinado y delicioso, elegante y muy pero muy fácil de preparar. Prepárate para traer a Francia a tu mesa.

Ingredientes

  • 16 Cucharadas de mantequilla sin sal
  • 1 Cucharada de vino blanco
  • 1 Cucharadita de coñac
  • 3 Dientes de ajo picaditos
  • 1 Cebolla pequeña picada
  • 1 Manojo pequeño de perejil
  • Sal, pimienta y nuez moscada al gusto

Preparación

En un tazón, mezclar muy bien la mantequilla, perejil, vino, coñac, ajo y cebolla con un tenedor.

Sazonar con sal, pimienta y nuez moscada. Dejar reposar una hora o mas tiempo para que se absorban y combinen los sabores.
Lavar los caracoles en un tazón con agua y un poco de vinagre.

Poner suficiente agua en una olla y colocar a fuego medio alto, cuando el agua este hirviendo, apagar y retirar del fuego. Añadir los caracoles y dejarlos en ella por unos 2 minutos. Escurrir y reservar. Precalentar el horno a 400°F grados.

En cada concha de caracol (que también se consiguen en los automercados), poner ½ cucharadita de la mantequilla. Colocarlos en una bandeja y hornear por 10 minutos. Servir y acompañar con pan tostado.

Rhaiza Carreño

Nacida en Venezuela, Abogada y Chef. Tiene 30 años desarrollando su amor por la buena cocina y el diseño de pasteles decorados. Periodista para La Noticia desde hace 4 años, escribe sobre recetas con...

Leave a comment