El funeral del asesinado presidente de Haití, Jovenel Moïse no estuvo exento de problemas, luego de que las manifestaciones en su ciudad natal se tornaran violentas provocando el éxodo de cientos de trabajadores en el norte del país.

De acuerdo a información de The Associated Press, un hombre incluso fue baleado en la comunidad de Quartier-Morin, cerca de la ciudad en donde creció Moïse, Trou-du-Nord. El camino que une las dos entidades fue bloqueado por barricadas.

Neumáticos quemados y hombres armados fueron vistos mientras muchos hombres caminaban en fila india por el camino entre Quartier-Morin y Cap-Haitien, ciudad en la que habría una ceremonia ante del funeral.

Estos disturbios se dieron justo un día después de que rindiera juramento el nuevo primer ministro del país, Ariel Henry, quien se comprometió a restablecer la seguridad y el orden.

La capital de Haití permaneció en calma en medio del regreso de la viuda de Moïse, Martine, que había estado convaleciente en un hospital de Miami, Florida, tras haber sido herida en el atentado que acabó con la vida de su esposo.

Daniel Gonzalez

Periodista egresado de la Escuela de Periodismo Carlos Septién García en México y con 17 años de experiencia. Amante de los viajes y las historias que de ellos emanan. Un buen libro, una buena película...

Deja un comentario