Una mujer de Charlotte levantó una demanda en contra de un jugador de los Chicago Bears de la NFL y un policía de CMPD fuera de servicio por un presunto asalto en un hotel de la ciudad.

Joann Blakney afirma que el defensivo de los Bears, Mario Edwards Jr., la agredió en la habitación de un hotel cuando ella estaba embarazada.

Blakney declaró que tiene relación con Edwards desde hace una década y habían salido de forma intermitente antes de separarse en 2019.

El año pasado, el jugador viajó a Charlotte con los Bears para disputar un juego frente a Carolina Panthers y le pidió a Joann que se reunieran en su hotel.

Según la demanda, Edwards agredió a Blakney debido a que se negó a tener relaciones sexuales.

Luego de la agresión, Joann Blakney pidió ayuda a un oficial retirado del CMPD, pero en lugar de llamar a la policía, el guardia alertó al personal de seguridad de los Chicago Bears.

Blakney declaró que el personal de seguridad de los Bears intentó convencerla de solucionar el problema, incluso le preguntaron si quería dinero.

Cuando la policía llegó al hotel horas después, Mario Edwards Jr. le dijo a los oficiales que Blakney era una prostituta, declaración que ella negó.

Joann Blakney fue trasladada a un hospital debido a que estaba embarazada y tenía miedo de que su bebé hubiera sufrido lesiones.

Mario Edwards Jr. tiene cargos de asalto pendientes en el condado de Mecklenburg. Sin embargo, Joann Blakney también tiene cargos de agresión en su contra levantados por el futbolista.

En la demanda, Joann asegura que no ha podido encontrar trabajo por los cargos en su contra, mientras que Edwards firmó un nuevo contrato de tres años por más de 11 millones de dólares con todo y las acusaciones en su contra.

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario