El exreceptor estrella de los Carolina Panthers, Steve Smith, reiteró su compromiso con la comunidad de Charlotte que lo apoyó durante su paso por la NFL.

La Fundación de la familia Smith creó el primer centro de atención de salud mental con el respaldo del condado de Mecklenburg.

Cabe destacar que el condado proporcionará un total de $2 millones del presupuesto fiscal 2022 para ayudar al centro.

El objetivo del proyecto es brindar una opción comunitaria para estabilizar a las personas que experimentan crisis de salud de comportamiento, con la finalidad de reducir las hospitalizaciones y encarcelamientos.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Ben Roethlisberger se retira: el adiós del hijo pródigo de los Steelers

“No soy un fundador ausente de mi fundación. Muchos de nuestros programas que hemos creado se deben a cosas que experimenté cuando era joven”, dijo Smith.

“Yo era un indigente. No tenía luz y no era porque mi mamá fuera floja o drogada. Fue porque eso era lo que teníamos”, añadió la leyenda de la NFL.

El originario de Los Ángeles, California, aseguró que su paso por la ciudad de Charlotte cambió su forma de ver la vida.

“Fue bendecido al ser un jugador de fútbol americano de la NFL, trato de hacer lo mismo. que aprendí. No es lo que haces en público, es lo que haces en privado”, mencionó el WR.

“Y en privado, quiero honrar a mi esposa y quiero honrar a mis hijos. Y quiero seguir honrando a mi ciudad que me ha adoptado y ese es mi propósito”.

“Y cuando me entierren aquí, quiero dejar un legado en esta ciudad de la misma manera que han cambiado el legado de mi familia durante generaciones”, manifestó.

Tuvo un paso destacado por Carolina

De los 16 años que brilló en la NFL, en 13 de ellos lo hizo como miembros de los Panthers.

Entre sus logros accedió en cinco oportunidades al Pro Bowl, mientras que en dos ocasiones formó parte del equipo All-Pro de la liga.

Además, fue miembro de los Panthers que disputaron el Super Bowl en 2004.  

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario