“¡Esta es la banda loca de la Blue Furia, la que lo sigue a Charlotte no pide nada. La que deja la vida por los colores…!”. Las tranquilas calles de la Queen City son interrumpidas de súbito por el estruendoso grito de guerra de una agrupación de aficionados latinos al nuevo equipo de fútbol de la ciudad.

El Charlotte FC apenas debutará oficialmente en la MLS esta temporada, pero ya cuenta con el respaldo de miles de fanáticos que —sin siquiera haberlo visto jugar— tienen una profunda conexión por el simple hecho de sentirse representados.

“Nosotros los latinos nos encanta el fútbol y la pasión de alentar. Tenemos justamente un equipo de casa, el Charlotte FC, es lindo, muchas personas estábamos esperando este momento y poder tener esta fiesta sana, esta fiesta futbolera de ir al estadio, alentar, reunirse con la familia, los amigos para la fiesta sana”, dice a La Noticia ‘El Vikingo’, creador de la barra Blue Furia, el primer grupo de animación del Charlotte FC de origen latino.

"Es como tener un hijo, amas al hijo antes de que nazca"

Después de que se pospusiera un año su debut en la liga estadounidense debido a la pandemia, será el 26 de febrero ante el DC United cuando se materialice un sueño que parecía inalcanzable hace apenas unos años, cuando el fútbol no existía en tales dimensiones en Carolina del Norte.

Y es por esa prolongada espera, sumada a la intrínseca pasión por el fútbol en el ADN de los latinos, que el amor por el Charlotte FC se dio incluso antes de una primera vista.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Charlotte FC: más que un equipo de futbol, una conexión con la comunidad

“Es amor de apoyar a alguien sin conocerlo. Es como tener a un hijo, tú amas al hijo antes que nazca. Ese es nuestro amor, amamos al Charlotte FC antes de que naciera, es la misma pasión, no conoces al hijo pero lo amas desde que está en el vientre de la madre, ya lo estás amando y el día que lo ves lo amas mucho más”, explica el líder de la barra.

El ambicioso récord que busca Charlotte FC

Pero aunque su debut en la liga ha causado gran expectativa, no será sino hasta el 5 de marzo cuando en el segundo juego de su existencia, la franquicia intente hacer historia al tratar de romper el récord de asistencia en un juego de MLS ante una multitud esperada de más de 74,000 fanáticos en el Bank of America Stadium

De ser así, se superaría el récord de asistencia actual de 73,019 fanáticos establecido por Atlanta United en un partido de Playoffs de 2018 en el Mercedes-Benz Stadium.

Y si hay una parte de la comunidad de Charlotte que puede ser clave para lograrlo, es la latina, amante del fútbol por antonomasia. 

“Sabemos lo apasionados que son en la comunidad latina por el fútbol. Sabemos cuán importante ha sido eso para el éxito de otros equipos en la liga y queremos obviamente tener a la comunidad latina en cuenta para ser igual de exitosos”, señala Nick Kelly, presidente del naciente club.

Carolina del Norte está cerca de tener 1,000,000 de latinos con 997,000 residentes —según el último censo—, lo que representa cerca de un 10 % de la población total del estado, por lo que al tener un mayor arraigo cultural por el fútbol, son esenciales para el éxito del nuevo equipo.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Charlotte FC llama a aficionados latinos: "Queremos construir esto con ustedes"

“Queremos hacerlos sentir orgullosos así que necesitamos de su ayuda. Que nos ayuden a construir la cultura y construir las tradiciones y la base de aficionados; no podemos hacerlo sin ustedes, así que es el mensaje clave”, pide Kelly.

Cerca de la meta

Hasta ahora, el club ha vendido casi 50,000 boletos para su primer juego en casa ante el Galaxy del mexicano Javier ‘Chicharito’ Hernández, según información del Observer

“La mayoría de los miembros del Blue Furia ya tiene su season pass, tenemos boletos para todos los juegos en casa”, asegura ‘El Vikingo’, al tiempo que presume casi 700 seguidores en la cuenta de Instagram de la barra y unos 200 miembros activos.

Charlotte FC pretende llenar la parte inferior del estadio Bank of America tan a menudo como le sea posible. Eso significa que se espera un promedio de alrededor de 30,000 fanáticos en los encuentros en casa.

“Pienso que seremos competitivos a lo largo de toda la temporada tan pronto como tengamos oportunidades de avanzar a los Playoffs de la MLS. Eso se combinará si tenemos continuidad para poder tener alrededor de 30,000 personas en nuestro primer año en el estadio”, plantea el presidente del club.

“Pero es importante mantenernos competitivos todo el año para así continuar ese camino con ese ritmo durante el segundo año y no tener un fracaso en el otoño del año próximo o tener una caída”.

Miguel Ángel Ramírez, el guía

Para buscar esa hazaña, Kelly y la directiva del club apostaron por un entrenador como el español Miguel Ángel Ramírez para llevar las riendas del equipo, al tratarse de un técnico con éxito probado y, sobre todo, capaz de imprimir un estilo de juego vistoso.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Miguel Ángel Ramírez, la semilla de Guardiola y cuál será la identidad de Charlotte FC

“Me gustaría ayudar al club a ser mejor. Lo conseguí en Independiente del Valle (de Ecuador), conseguimos crear una estructura y crear hábitos que quedaron como legado”, dice Ramírez.

“Si está en mis manos ayudar al club y dejar ciertos legados de cómo ser mejor, y hacer mejor las cosas. Eso sí está en mis manos y por eso estoy aquí y quiero hacer las cosas bien. Hacer mejor al club cada día”.

Un equipo de fe

Al español tampoco le importó que se tratara de un equipo de expansión en un fútbol desconocido para él como el de Estados Unidos. Aceptó el reto y no ve la hora en que su trabajo se refleje en el césped del Bank of America Stadium.

No me generó dudas eso. Tengo compañeros en Austin que están felices y encantados de la vida, por eso entendía que no tenía que ser una dificultad o algo negativo. Y luego, conocer bien a las personas que estaban atrás del proyecto, que para mí es muy importante eso, así me convencí que valía la pena”, asegura.

A poco más de un mes del ansiado debut del Charlotte FC, la plantilla de jugadores aún falta por nutrirse. Pero mientras termina de construirse el equipo, sus cimientos son tan sólidos como el amor de sus fanáticos.

“Una de las grandes virtudes de la gente latinoamericana es la fe. Nosotros tenemos mucha fe en nuestro equipo. Como toda barra, ya tenemos nuestros tifos y banderas, pero aquí en Estados Unidos hay bastantes reglas, entonces tenemos que seguir esas reglas pidiendo un permiso en el estadio y a Charlotte FC”, finaliza 'El Vikingo’.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario