Daniel aseguró que le dolía renunciar al ISSSTE. (Foto: Captura)

La pandemia de coronavirus no da tregua a los sistemas de asistencia sanitaria en todo el mundo. Una lucha difícil en donde el personal de los hospitales es el más expuesto, lo que haría pensar que los trabajadores de la salud deberían de ser los primeros en recibir la vacuna contra el COVID-19; sin embargo no es así.

Así lo cuenta Daniel Guadarrama, quien ha trabajado por más de ocho años como camillero para el ISSSTE en Nayarit y que recientemente hizo un video donde se quita el gafete, su uniforme y los quema en protesta contra la institución pública que se negó a proporcionarle la vacuna contra el coronavirus.

“Estuve trabajando desde que empezó el covid con la ilusión de que el día de mañana me ganara el derecho a una vacuna y de ver ayer compañeros que realmente estuvieron detrás del escritorio y ver que no lo valoran a uno como suplente, desde hoy dejó de trabajar en el ISSSTE, me quitó la camisa”, afirmó.

En el video se puede observar la decepción de Daniel Guadarrama que, mientras expresa su inconformidad y renuncia al ISSSTE, se va despojando de su indumentaria para quemarla.

Guadarrama aseguró que trabajadores de los hospitales que no estuvieron en contacto directo con los enfermos de COVID-19, recibieron la vacuna. Él, que arriesgó su vida todos los días, no fue tomado en cuenta

“La verdad no vale la pena arriesgar mi vida por personal que no me sabe valorar como trabajador”, aseguró.

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario