El 26 de septiembre de 1780 se libró la Batalla de Charlotte, una extensión de la Guerra de Revolución Americana en Carolina del Norte.

Según cuenta la versión oficial, una vanguardia del ejército del general Charles Cornwallis entró en la ciudad y se encontró con una milicia patriota bien preparada bajo el mando de William R. Davie frente al Palacio de Justicia. 

Al ser expulsado, Cornwallis advirtió que Charlotte era “un nido de avispas de la rebelión”, lo que llevó a la ciudad a ser apodada “The Hornet's Nest (Nido de Avispas)".

Los historiadores locales nunca han podido probar o refutar de manera concluyente esa popular proeza.

Sin embargo, esa frase se convirtió en un grito de guerra para la comunidad de Charlotte.

De Charlotte a Nueva Orleans y de vuelta

Ha sido tal su influencia, que ha inspirado incluso al equipo local de basquetbol de la NBA a nombrarse Charlotte Hornets.

¿La razón? En honor a esa heroica gesta, cuando la ciudad era un hervidero de resistencia contra la corona británica

Originalmente, el equipo de Charlotte Hornets fue fundado en 1988 como franquicia de expansión en la máxima liga de baloncesto. 

La quinteta era entonces propiedad del empresario George Shinn, hasta que en 2002, trasladó el equipo a Nueva Orleans.

Así, la Queen City se quedó huérfana y la franquicia se convirtió en los New Orleans Hornets. 

No obstante, dos años después, la NBA dio el visto bueno a un nuevo equipo de expansión para la ciudad de Carolina del Norte bajo el nombre de Charlotte Bobcats. 

En el año 2013, la franquicia de Luisiana anunció que cambiaría su nombre por el de New Orleans Pelicans.

Y gracias a ello, Charlotte comunicó que recuperaría la denominación de Hornets, así como la historia de la institución entre 1988 y 2002.

Actualmente, la franquicia es propiedad del máximo astro en la historia del basquetbol, Michael Jordan.

Su Majestad’ adquirió el equipo en el año 2010 tras años como accionista minoritario.

Los Hornets compiten en la División Sureste de la Conferencia Este de la NBA.

Disputan sus partidos como locales en el Spectrum Center, ubicado en el centro de la ciudad reina, donde cada juego es un auténtico "nido de avispas de la rebelión".

MÁS NOTICIAS RELACIONADAS:

'Sombrero Man', el latino que viste de charro para apoyar a Charlotte Hornets

LaMelo Ball, ¿esperanza o desilusión para Charlotte y Michael Jordan?

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...

Deja un comentario