Gerard Piqué marcó el gol del empate que mandó el partido al alargue. (Foto: @FCBarcelona_es)

Barcelona logró una épica remontada más en Copa del Rey y derrotó 3-0 al Sevilla en la Semifinal de Vuelta del torneo después de perder 2-0 en el duelo de Ida en el Sánchez-Pizjuán.

Contrario a los pronósticos, los dirigidos por Ronald Koeman lograron una remontada muy importante que rescata una terrible temporada, pues de quedar eliminado, lucía muy complicado que el Barcelona pudiera ganar un torneo a pesar de seguir compitiendo en LaLiga, que es encabezada por el Atlético de Madrid.

https://www.youtube.com/watch?v=m4Q3yhQ7hW4

La esperanza del Barcelona comenzó cuando  Ousmane Dembélé marcó un auténtico golazo a los 12 minutos de tiempo corrido. El atacante francés sacó un derechazo al primer poste que terminó incrustándose en el ángulo de Vaclík.

El partido transcurrió con un Barcelona controlando la posesión del esférico, yendo al frente y con un Sevilla bien replegado, manteniendo el resultado y listo para liquidar la eliminatoria con un contragolpe.

Cuando parecía que los blaugranas estaban cerca de marcar el gol que les daría el empate global, Mingueza le cometió una falta a Lucas Ocampos dentro del área y el silbante marcó penal.

El encargado de acabar con las ilusiones culés fue el mismo Ocampos, quien anunció mucho su disparo, que atajó de forma correcta Ter Stegen para convertirse en el héroe y darle un envión anímico a sus compañeros.

A minutos del final, el recién ingresado Antoine Griezmann mandó un buen centro tras un gran recorte. El encargado de rematar el balón fue el capitán, Gerard Piqué. Barcelona consiguió el empate y mando el juego a los tiempos extras.

 

Foto del avatar

Aldo Mendoza

Egresado de la carrera de Comunicación y Periodismo en la Facultad de Estudios Superiores Aragón, UNAM. amendoza@lanoticia.com

Deja un comentario