El esquiador finlandés Remi Lindholm sufrió la más desafortunada de las lesiones gracias a las condiciones congelantes en Beijing durante los Juegos Olímpicos de Invierno.

El joven de 24 años compartió que su pene se congeló mientras competía en el evento masculino de campo traviesa, a pesar de que la carrera se retrasó y acortó para ayudar a combatir el clima.

Los organizadores decidieron reducir la distancia de los 50 km estándar a 28 km y retrasaron la hora de inicio una hora con la esperanza de que subiera la temperatura.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Así trabajan los increíbles robots en Beijing 2022, sirven café y lavan platos

Pero, aparentemente, eso no ayudó en lo absoluto a Lindholm, o al menos a sus partes íntimas, que se congelaron debido al intenso frío.

El finés, tardó una hora y 16 minutos en cruzar la línea de meta en el puesto 28.

 “Puedes adivinar qué parte del cuerpo estaba un poco congelada cuando terminé”, reveló Lindholm más tarde.

TAL VEZ SEA DE TU INTERÉS: Esquiadora estadounidense se fracturó una pierna en Olímpicos de Invierno

“Fue una de las peores competencias en las que he estado. Se trataba solo de luchar. Cuando las partes del cuerpo comenzaron a calentarse después de terminar, el dolor era insoportable”.

Sorprendentemente, no es la primera vez que Lindholm sufre la lesión.

Él cree que su pene también se congeló mientras competía en Finlandia el año pasado.

Martín Avilés

Periodista mexicano egresado de la EPCSG. Así como Eduardo Galeano y su absoluta falta de talento para jugar al fútbol, ojalá pudiera yo -en algún imposible día de gloria- escribir con el coraje Ryszard...