La cantidad de fibra que deben consumir los niños es de acuerdo a su edad” comenta la Nutricionista Adelaida López Mercado, “El promedio es de 15 a 24 gramos al día”.

El intestino es el órgano que se encarga de absorber todos los nutrientes provenientes de lo que comemos; las vitaminas y los aminoácidos.

Beneficios de consumir fibra en niños

El consumo de fibra contribuye a prevenir y tratar enfermedades como obesidad, colesterol alto, diabetes e hipertensión. Si la ingesta es menor de la cantidad recomendada, su tránsito intestinal será lento y por lo tanto se absorberán más toxinas, colesterol y grasas.

Adicionalmente, la fibra, consumida diariamente, ayuda a tener una mejor digestión, previene estreñimiento y mejora la absorción de los alimentos.

Algunos alimentos que contienen mucha fibra son:

  • Manzanas
  • Fresas
  • Frijoles
  • Lentejas
  • Peras
  • Avena
  • Brócoli
  • Coliflor
  • Arroz integral
  • Espinaca

Un niño que consume suficiente fibra va a tener una mayor saciedad y por lo tanto tendrá menos hambre a lo largo del día. “El consumo de fibra se asocia a menor grasa corporal en el tórax”, asegura López Mercado. “También a una mejor respuesta de la insulina y un mejor funcionamiento del páncreas”.

Recomendación diaria de fibra en niños

  • 2 a 4 años, 15 gramos diarios
  • 5 a 8 años, 18 gramos diarios
  • 9 a 13 años, 24 gramos diarios

La mezcla correcta de fibra

Para que el intestino funcione adecuadamente un niño debe consumir una combinación de los dos tipos de fibras: la soluble e insoluble. La soluble se encuentra en la avena, cebada, nueces, semillas, frijoles, lentejas y algunas frutas y verduras. La insoluble se encuentra en el salvado de trigo, verduras y granos enteros.

Es recomendable que la ingesta de fibra se realice en forma gradual para que el intestino se vaya adaptando poco a poco. Para que funcione adecuadamente la fibra, el pequeño debe beber suficiente agua a lo largo del día.

Ideas para introducir fibra en la dieta infantil

  • Incluir verdura picada en las albóndigas.
  • Preparar smoothies con frutas y verduras.
  • Ofrecer al niño palomitas hechas en casa.
  • Añadir fruta en la gelatina.
  • Ofrecer pan integral en lugar de blanco.
  • Servir avena en el desayuno con fruta, leche o yogurt.
  • Como merienda, la manzana con cáscara es una excelente fuente de fibra.
  • Aumentar un poco de verdura a la pasta, pizza, huevos y sándwiches. Excelentes opciones son:
  1. Jitomate
  2. Espinaca
  3. Champiñones
  4. Brócoli
  5. Coliflor
  6. Apio
  7. Cebolla

Paulina Martinez

Escritora de profesión y vocación. Especialista en temas de estilo de vida, blogger y amante de los viajes. pmartinez@lanoticia.com

Leave a comment